¿Se pueden cultivar 4 toneladas de verduras al año en un caja metálica sin luz solar?

Tim Harford incluye en su último libro titulado “50 innovaciones que han cambiado el mundo” el contenedor de mercancías como uno de los inventos más relevantes de los últimos tiempos. En él, indica incluso que, hoy en día, los economistas que analizan el comercio internacional a menudo asumen que los costes de transporte son cero porque hace los cálculos más sencillos y que, gracias al invento del contenedor, esto es casi verdad. Sin embargo, es muy probable que su inventor, el estadounidense Malcom McLean, jamás imaginara que su invento pudiera sustituir algún día a una parcela agrícola y producir alimentos, incluso, en el espacio.

Según publica el MIT Review, Jaime Silverstein trabaja como especialista en cultivos para Freight Farms, una compañía que crea lo que llama Leafy Green Machines, esencialmente contenedores de envío engalanados con suficientes equipos y herramientas para producir de dos a cuatro toneladas de productos al año mediante cultivo hidropónico, en cualquier clima o ubicación. Los contenedores producen principalmente verduras de hojas verdes, como lechugas y acelgas, porque son rápidos de cultivar y pueden acurrucarse juntos.

Jaime Silverstein trabaja en una granja todos los días y está ayudando a las plantas a encontrar un hogar en entornos urbanos dentro de un contenedor de envío de carga en Boston. Forma parte de un movimiento creciente de agricultores urbanos que intentan utilizar instalaciones de cultivos hidropónicos eficientes y de alta tecnología para acortar la distancia entre los habitantes de las ciudades y sus alimentos.

Silverstein es parte de un grupo creciente de personas jóvenes que ven la agricultura como una forma de marcar la diferencia en el mundo. Según el Departamento de Agricultura de EE. UU. El número de agricultores de entre 25 y 34 años aumentó un 2,2% entre 2007 y 2012; esta es la segunda vez en el último siglo que ese grupo ha crecido. De estos nuevos jóvenes agricultores, el 69 por ciento tiene títulos universitarios.

Y aunque uno de los principales puntos de venta es poder cultivar plantas sensibles al clima en un lugar a menudo frío y nevado como Boston, Silverstein tiene los ojos puestos en un premio más allá, mucho más lejos: Freight Farms ha trabajado con la NASA para ver cómo Leafy Green Machines podría ir al espacio. Han analizado cómo acelerar el tiempo de crecimiento de las plantas y cómo puede comenzar con las semillas y los insumos y luego regenerar esos insumos y semillas a lo largo del tiempo. ¿Revolucionará esta técnica la agricultura del futuro? ¿Y la distribución de estos productos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s