¡Solo 30 días! Carta abierta de un trabajador de supermercado

Agradecimiento al esfuerzo y compromiso mostrado por todos los integrantes de la cadena alimentaria

Publicado en EL CONFIDENCIAL el 7/4/20

Solo 30 días han pasado desde las dudas de algunos sobre el compromiso de la distribución alimentaria con el resto de la sociedad al “gracias por abastecernos cada día” que inunda hoy las redes sociales. Treinta interminables días que han parecido un año, en los que todos hemos afrontado una crisis sanitaria sin precedentes, sin apenas tiempo para prepararnos y asumiendo cuál era nuestro papel en todo esto.

El lema ‘aporta o aparta‘, tan repetido estos días, que los trabajadores de las cadenas de supermercados entendimos desde el primer minuto asumiendo que nuestro granito de arena para superar el Covid-19 era asegurar el abastecimiento de productos básicos a la población, ha marcado nuestro quehacer diario. Nunca imaginamos que nos tocaría participar así en una batalla como esta, pero creo que la reacción de mis compañeros ‘a pie de supermercado’ ha sido ejemplar. Gracias a todos.

gracias

Los aplausos diarios a los sanitarios se han extendido en mi barrio a los trabajadores del supermercado, que luchan en primera línea contra el virus. Gracias, gracias y más gracias por vuestra comprensión y reconocimiento. Os hemos oído. Nos abrumáis porque, para nosotros, los héroes son los que están en los hospitales. Pero vuestros ánimos nos dan fuerza. No se nos olvidarán nunca. A pesar de la preocupación por la situación y por el estado de salud de familiares y amigos, hemos intentado dar lo mejor de nosotros mismos. Hemos intentado contestar con amabilidad, compromiso y agradecimiento a todos esos mensajes y muestras de cariño que nos habéis dado. Esperamos haberlo conseguido.

Pero yo quiero agradecer desde aquí a todos y cada uno de los que os habéis acercado al supermercado por haber mantenido un comportamiento ejemplar, asumiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias a la hora de hacer la compra. Por aguantar estoicamente en la puerta respetando la distancia de seguridad, por hacer la compra en el menor tiempo posible, por ofrecer ayuda para lo que hiciera falta, por entender algunas medidas adoptadas en tiempo récord sin opción de aprendizaje previo, por respetar y entender que las personas mayores tengan prioridad, por devolvernos ese afecto que tratamos de dar cuando venís a la tienda, a pesar de la preocupación existente.

Todo esto no sería posible sin el brutal desempeño de todos los trabajadores del sector agroalimentario, de quienes no quiero olvidarme. Agricultores, pescadores, industria auxiliar, cooperativas, industria alimentaria, transportistas y distribución alimentaria (perdón si me dejo a alguien), que han sabido entender cuál era el papel que debían jugar en todo esto y han demostrado que se puede confiar en ellos. Que juntos somos más fuertes. Durante la primera semana, siendo capaces de llenar las despensas de los españoles en cuatro días para mucho tiempo. Después, garantizando el abastecimiento de los productos fundamentales a todos los españoles, organizando de forma magistral la aplicación de las recomendaciones de seguridad en las tiendas para clientes y trabajadores y buscando soluciones en la cadena para las producciones más afectadas por el estado de alarma. Me consta que se han tomado decisiones arriesgadas en los últimos días. En las cadenas de distribución, en concreto, ha sido como cambiar las piezas de un F1 circulando a 180 km/h. A todos ellos, gracias también por estar a la altura.

Solo 30 días han pasado desde aquel “debéis hacer autocrítica” al “menos mal que os tenemos a vosotros”. Apenas unas semanas en las que conceptos como banalización o promoción han cambiado radicalmente de significado cuando el objetivo hoy es canalizar todas aquellas producciones agrarias y pesqueras que puedan tener problemas en estos días para llegar al consumidor debido al estado de alarma. 30 días en los que no nos hemos sentido ni héroes de supermercado, ni villanos de la cadena. 30 días en los que nos hemos sentido simplemente personas centradas en hacer bien su trabajo y contribuir humildemente a que sobrellevemos esta situación de la mejor forma posible. 30 días de duro aprendizaje que espero nos dejen muchas enseñanzas para el futuro. 30 días en los que no hemos olvidado que estamos juntos en esto, y que juntos somos más fuertes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s